Servicios

Cirugia de Emergencias

Una urgencia quirúrgica es todo aquel proceso que sufre un paciente y que si no se opera con carácter urgente pone en peligro la vida del enfermo.

Un diagnóstico preciso y rápido es crucial con el fin de evitar intervenciones innecesarias y por el hecho de que, en ocasiones, la demora del tratamiento puede condicionar graves complicaciones e incluso ser mortal.

Las más frecuentes son:

  • Abdomen agudo no filiado
  • Apendicitis aguda
  • Colecistitis aguda
  • Úlcera gastroduodenal perforada
  • Perforación de colon
  • Obstrucción intestinal por bridas y adherencias
  • Obstrucción intestinal por tumores o vólvulos de colon
  • Patología ginecológica: salpingitis, embarazo ectópico, quiste ovárico complicado
  • Traumatismos abdominales
  • Hernia de hiato complicada con vólvulo gástrico
  • Hernia inguinal complicada

¿La cirugía de urgencia se puede realizar por laparoscopia?

Un gran porcentaje de urgencias puede operarse por vía laparoscópica. Resulta especialmente útil su empleo en los casos de duda diagnóstica, porque al realizar el abordaje laparoscópico podemos ver el origen de la enfermedad y en muchos casos tratarlo mediante cirugía laparoscópica sin realizar grandes incisiones.

La laparoscopia de urgencia es extremadamente útil sobre todo en la mujer, en la que determinados cuadros como apendicitis, salpingitis (inflamación de las trompas) o problemas ováricos ofrecen dudas diagnósticas con relativa frecuencia.

En los casos de cirugía de urgencia se hacen todavía más evidentes las ventajas generales de la laparoscopia (menos dolor, recuperación más rápida, menos infecciones de herida, etc.).

Cirugia de Abdomen Agudo

El término abdomen agudo se refiere a un cuadro grave de emergencia médica, caracterizado por síntomas y signos localizados en la cavidad abdominal principalmente dolor de no mayor de 8 horas de evolución, que hacen sospechar la existencia de una enfermedad severa que afecta a alguno de los órganos intraabdominales, y que posiblemente necesite resolución quirúrgica. Por lo general es debido a razones infecciosas o inflamatorias, fenómenos de obstrucción intestinal, traumatismos o neoplasias.

La resolución de este cuadro, la mayoría de las veces, implica la realización de una cirugía abdominal.

Cirugia de Hernia Inginal

La cirugía de la hernia inguinal es una operación quirúrgica para la corrección de una hernia inguinal. No se recomienda la cirugía en la mayoría de los casos y la espera vigilante es la opción recomendada. En particular, la cirugía electiva ya no se recomienda para el tratamiento de hernias mínimamente sintomáticas, debido al riesgo significativo (> 10%) de dolor crónico ( herniorrafia síndrome del dolor posterior) y el bajo riesgo de encarceración o estrangulamiento (<0,2% por año). Como consejo general si se opta por la cirugía, son más importantes la elección del cirujano y del hospital que la de una determinada técnica o material quirúrgico.

Cirugia de Apendicectomia

La apendicectomía es una técnica quirúrgica por medio de la cual se extrae el apéndice, especialmente en casos de apendicitis aguda. Esta cirugía puede realizarse por medio de técnica abierta o por técnica laparoscópica, siendo generalmente uno de los primeros procedimientos que los cirujanos en entrenamiento aprenden a practicar, ya que es relativamente poco arriesgado y sencillo. Ésta es una de las cirugías que se hacen con mayor frecuencia en diferentes centros de salud a nivel mundial.

En algunas oportunidades el apéndice cecal debe resecarse por motivos diferentes a la apendicitis aguda, entre éstos la presencia de tumores que pueden originarse ahí, como el tumor carcinoide o el adenocarcinoma.

Cirugia de Colon

El tipo de cirugía que se puede aplicar en el cáncer de colon varía en función de su localización y de la extensión a ganglios y/u órganos vecinos.

Pasos previos a la intervención

La cirugía a nivel del colon y recto es una intervención quirúrgica mayor, por lo que es necesario el ingreso hospitalario durante un tiempo que puede variar de un enfermo a otro. Lo más habitual es que oscile entre una y dos semanas. Asimismo, es necesaria anestesia, que siempre será de tipo general.

Antes de la intervención, es preciso realizar un estudio preoperatorio que consiste generalmente en un análisis de sangre y de coagulación, un electrocardiograma y una radiografía de tórax.

Técnicas quirúrgicas

La cirugía suele ser el principal tratamiento local para el cáncer de colon. La técnica consiste en la extirpación del segmento del colon en el que se asienta el tumor, así como un tramo de tejido normal, a cada lado de la lesión, y los ganglios linfáticos correspondientes. Posteriormente, se unen los extremos del colon para restablecer la continuidad del tubo digestivo y mantener su función.

La hospitalización y recuperación dependerán de las condiciones de salud específicas de cada enfermo.

Cuando la cirugía tiene que realizarse de forma urgente, sin tiempo para preparar el tubo digestivo, como ocurre en muchos casos de obstrucción intestinal o abdomen agudo, es posible que sea necesario realizar una Colostomía o Ileostomía: esto significa abocar el extremo distal del tubo digestivo a través de la pared abdominal. En un segundo tiempo quirúrgico (un tiempo después) se podrá valorar reconstruir el tránsito intestinal uniendo los cabos de intestino y cerrando la colostomía o ileostomía.

En el caso de que sea necesario hacer una colostomía, es aconsejable que hables con el personal de enfermería encargado de realizar el cuidado de la ostomía, de tal forma que te puedan resolver las dudas. En los casos en que exista una afectación hepática pequeña suele extirparse la zona de la metástasis.

En muchos casos con afectación metastásica hepática, la cirugía de resección de estas lesiones se deja para más adelante, tras un tiempo de tratamiento sistémico con quimioterapia.

Suboclusión Intestinal por Bridas Postoperatorias

La oclusión intestinal por una brida es una obstrucción de un segmento del tubo digestivo en una brida intestinal. La brida es una cicatriz en el interior del abdomen que aparece habitualmente como consecuencia de una operación quirúrgica previa aunque también puede aparecer después de ciertas infecciones.

Síntomas

Los síntomas principales son dolores intensos en el abdomen, vómitos y la interrupción de las heces ya que el tránsito está interrumpido a nivel de la oclusión.

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza generalmente a través de una radiografía del abdomen llamada ASP (abdomen sin preparación) o bien por un escáner. Las oclusiones deben ser operadas lo más rápido posible.

Cirugia Laparoscopica en General

La cirugía laparoscópica es una técnica quirúrgica mediante la cual se insertan tubos cortos y delgados (trócares) en el abdomen, utilizando pequeñas incisiones (inferiores a un centímetro). A través de estos trócares se insertan instrumentos largos y angostos, que el cirujano utiliza para manipular, cortar y coser tejidos.